Investigaciones De Antecedentes

Las investigaciones de antecedentes y de diligencia debida son verificaciones profesionales para detectar y comprobar datos financieros y otros con respecto a una empresa o un individuo. La información recogida durante estas investigaciones puede ser crucial en la toma de decisiones en los negocios y en la vida profesional o privada.

Investigaciones de antecedentes: descubrir la verdad antes de tomar una decisión crucial

Las investigaciones de antecedentes se llevan a cabo para verificar y comprobar datos de una empresa o un individuo, presentarlos a socios, jefes o posibles partes interesadas. De forma sencilla, se pueden dividir todas las investigaciones de antecedentes en dos clases: las de negocios y las privadas.

Las investigaciones de antecedentes para una empresa (diligencia debida) son encargadas generalmente para determinar la viabilidad de una relación de negocios, como una fusión, adquisición o asociación e incluso antes de grandes transacciones para comprobar la solidez financiera y la capacidad de la otra parte. Las investigaciones son encargadas debido a la necesidad de conocer quién es el socio futuro, cuál es su situación financiera, si está involucrado en litigios legales, si tiene deudas a terceras partes, etc.…

Las investigaciones de antecedentes privadas, llamadas también investigaciones de confiabilidad, se llevan a cabo generalmente para comprobar el pasado de una persona: si tiene antecedentes penales, si tiene pendientes demandas civiles en su contra, si tiene contactos en el mundo criminal, cuál es su reputación personal y profesional, etc.…Se pueden usar las investigaciones de antecedentes privadas, entre otras cosas, antes de contratar a un empleado, un socio, un funcionario o un dirigente, e incluso antes de formalizar una relación amorosa.

En ambos casos, una discrepancia entre los datos reales y los que han sido declarados, puede indicar un problema de confiabilidad, una falta de honradez y de integridad así como hechos reprochables que el individuo en cuestión desea ocultar. Estos nuevos hechos han de ser tomados en cuenta a la hora de considerar un el individuo como socio o empleado potencial. La recopilación de información para las investigaciones de antecedentes se basa tanto en fuentes públicas como artículos o informes públicos, informes financieros o entrevistas, como en fuentes de información ocultas, como tales seguimientos, vigilancia, controles financieros, legales y penales, investigaciones encubiertas y otras.
Algunos afirman que se puede pedir un extracto de antecedentes penales y basarse en él para aceptar o descalificar a una persona, pero en la realidad de los negocios eso no es suficiente. Por ejemplo, puede darse el caso de una persona o empresa sin antecedentes penales, pero que tiene pendiente muchas causas civiles sea como demandado o demandante, tiene deudas, conflictos, está implicado en apuestas o tiene conexiones con el mundo criminal y el mercado gris, ha efectuado un fraude que no ha sido declarado a la policía, etc… Todo ello demuestra que en ausencia de antecedentes penales hay que realizar una investigación para garantizar la fiabilidad de una persona o empresa.

En resumen, las investigaciones de antecedentes y de diligencia debida permiten obtener una información adecuada, de confianza y que corresponde a la realidad acerca de las empresas, organizaciones o individuos. Por lo tanto, estas investigaciones se están volviendo más y más solicitadas para la toma de decisiones futuras.